La nueva realidad social implica que lo personal y lo laboral esté cada vez más imbricado. Esto se aplica a muchos aspectos de la vida cotidiana y los viajes no son una excepción. Así, no es de extrañar que nuestra maleta ya no sea tan diferente cuando el motivo de nuestro desplazamiento sea laboral o vacacional.

ExpediaSegún un estudio realizado por Expedia.com, Egencia y con la colaboración de la consultora Northstar, los viajeros actuales cada vez tienen una dependencia más acusada de sus dispositivos móviles y un 97% lleva, al menos, un terminal en sus viajes de trabajo. Tampoco desconectamos en el sentido literal en las vacaciones porque el porcentaje no es mucho menor: un 94%

Ya no sólo reservamos hoteles o compramos billetes de avión o tren a través del móvil o la tablet. Cada vez realizamos más tareas con estos equipos como acceder a servicios extra de alojamiento, descargar guías o captar cada mínimo detalle de nuestro itinerario. Además, lo hacemos en multipantalla. En los desplazamientos laborales, las apps corporativas están facilitando sumamente el quehacer diario de los empleados aumentando su productividad sin comprometer la seguridad de la empresa.

Un 76% de los encuestados reconocen que el móvil es fundamental en su vida diaria, de hecho, lo utilizan más cuando viajan que cuando están en casa o en su lugar habitual de trabajo. Algunos menos dicen lo mismo del ordenador portátil y tan solo un 48% opina de modo semejante respecto a la tablet.

Viajes de negocios

El estudio cuenta con un curioso apartado sobre la educación en el uso de los dispositivos móviles. Si bien los usuarios son bastante respetuosos, algunas prácticas siguen implantadas y causan rechazo. Tal es el caso hacer llamadas con el altavoz o escuchar música o jugar con los sonidos activados y sin cascos. También resultan molestas las llamadas o videollamadas en restaurantes y las alertas muy sonoras. Respecto a la privacidad, lo que más incomoda es que se tomen fotos o vídeos de extraños, especialmente durante las comidas, es decir, los foodies fotógrafos, no están muy bien vistos.

hoteles icono

A la hora de escoger un alojamiento o un vuelo, los viajeros cada vez le dan más importancia a que éste disponga de conexión Wi-Fi y para más de la mitad este hecho puede ser decisivo a la hora de decantarse por uno y otro. Si se trata de un viaje de trabajo, la disponibilidad de conexión inalámbrica se convierte en primordial en cerca del 90% de los casos.

Respecto a las apps o utilidades más frecuentes en los viajes, la reina es el email y los servicios de mensajería instantánea (nativos o no). La cámara y el video se encuentra también en una buena posición en el caso de los viajes de asueto. Los navcegadores y las apkicaciones con mapas, también se vuelven casi indispensables, seguidas por las de redes sociales y los juegos.

Vistas así las cosas no es de extrañar que entre los principals miedos de los viajeros esté perder el móvil, no solo por el valor del mismo sino por la información que este contiene.