Ya es oficial: los smartphones se han impuesto frente a los teléfonos móviles convencionales para alegría de fabricantes y operadoras. Las ventas de estos dispositivos han subido de modo espectacular, un 41,6 % respecto a 2012, según un estudio realizado por IDC. Por ello no es de extrañar que más del 80% los españoles se conecte a internet a través de su dispositivo móvil lo que abre un gran abanico de posibilidades para aprovechar por parte de empresas y anunciantes.

Los días 24 y 25 de abril tuvo lugar en Madrid OMExpo que, junto con Expo E-commerce, son dos de los encuentros de referencia para profesionales del marketing digital y el comercio electrónico en España. Con motivo de este evento se presentó un estudio de tendencias publicitarias en el entorno mobile realizado por Madvertise, red europea de targeting móvil según el cual, cerca de la cuarta parte de los anunciantes considera el display el formato publicitario móvil del futuro. Este informe analiza la penetración potencial de los formatos móviles y muestra cómo la inversión publicitaria en este soporte continuará su tendencia alcista en detrimento de las campañas tradicionales, que han caído hasta un 50% desde el inicio de la crisis. Las proyecciones de los datos obtenidos indican que la inversión en marketing mobile se incrementará un 65% en 2013, en contraste con la caída del 7,8% prevista para los medios convencionales.

Los anuncios en formato display como creatividades gráficas con movimiento o sin él (banners, vídeos, rich media) parecen ser a todas luces  los que garanticen un mayor retorno de la inversión, ya que, a juzgar por el tráfico web que generan, son los que consiguen el mayor recuerdo de marca y además son los menos intrusivos.

También ganarán terreno los formatos relacionados con la proximidad y la geolocalización especialmente los basados en la tecnología NFC (Near field communication o  Comunicación de Campo Cercano) una de las grandes aliadas del m-commerce. La posibilidad de utilizar un smartphone para realizar pagos hace suponer que habrá un cambio en el modo habitual de comprar y dará a las empresas la posibilidad de acercarse a sus clientes de un modo más directo y efectivo.

Pero el mayor impulso de la publicidad móvil sigue estando en las aplicaciones. Teniendo en cuenta que casi la mitad de los usuarios se conecta a Internet a través de apps, éstas se convierten en un lugar idóneo para insertar publicidad.

Según el vicepresidente para España e Italia de Madvertise, Paolo Vanossi, “cada vez son más los anunciantes que deciden realizar campañas en dispositivos móviles y se refleja en el volumen de inversión global que reciben cada año estas plataformas. Estamos ante un mercado emergente lleno de posibilidades y por ello debemos saber adaptar nuestras estrategias online para llegar más fácilmente a nuestro público objetivo”.