El eye tracking es una técnica que permite seguir el movimiento de los ojos así como saber dónde ha fijado un individuo la mirada. Las primeras tentativas de eye traking, surgen hacia 1900, cuando varios estudiosos se dan cuenta de que los patrones de lectura de las personas no son lineales ni funcionan como un barrido si no que nos fijamos en determinadas palabras o detenemos la vista en unas más que en otras.

640px-Yarbus_eye_trackerEl primer prototipo para hacer el seguimiento del movimiento ocular lo fabricó Edmund Huey pero no fue hasta mediados del siglo XX cuando el psicólogo Alfred L. Yarbus creó un artefacto con el que se realizaron los primeros estudios serios sobre el tema. En ellos, además de contrastar empíricamente la teoría sobre la fijación de la mirada, se relacionaba esta con el interés que el objeto observado despertaba.

Afortunadamente, estos rudimentarios artilugios sumamente incómodos para aquellos que se sometían a los ensayos han evolucionado muchísimo y en la actualidad simplemente con una cámara instalada en un ordenador y un software adecuado, o con unas gafas especiales, se pueden realizar estudios de eye tracker.

Tobii_Image_Mobilesolution_Smartphone_Gaming

Pero, ¿qué utilidades tiene el eye tracker? Casi infinitas. Desde establecer la distribución optima en una portada de un diario, hasta ver el interés que despiertan los elementos de un anuncio publicitario ya sea audiovisual o en papel, usabilidad web, diseños de empaquetado, distribución en los lineales de los supermercados…

Con la llegada del smartphone a nuestras vidas y el sinfín de apps disponibles, los últimos avances en eye tracking están también caminando en esa dirección.

Tobii_Image_X60_X120_Shelf

Tobii, el principal fabricante de dispositivos para eye tracking a nivel mundial, ha creado un seguidor de ojos flexible que se adapta a las pantallas móviles y permite obtener datos muy fiables. Esto es posible gracias a que hace el seguimiento mientras los usuarios consultan su terminal como lo harían en cualquier momento de su vida diaria, ya que el hardware no es en absoluto invasivo y, por tanto, no se distraen.

Un buen estudio con eye tracker previo al lanzamiento de una aplicación o de un software determinado, puede darnos unas pautas de usabilidad y de preferencias de los individuos que sean claves para el éxito o el fracaso de nuestro producto. Porque, a diferencia de las encuestas, los ojos (y menos al eye tracker) no mienten.

Como muestra, ¿recuerdan aquel anuncio en el que un niño vestido de Darth Vader jugaba con el coche de su padre? Aquí lo tienen analizado mediante eye tracking https://www.youtube.com/watch?v=V3s2zUvuM1g

 darth