No. No hablamos de ese popular baile de ritmo rápido norteamericano cuyos pasos se pueden desbordar al ritmo del Wake me up, before you go, go de los Wham!, por ejemplo. Hoy nos ocupamos de un software específico para empresas que permite conectar a los empleados, los clientes y los socios.

Jive es capaz de unificar en una misma plataforma online diferentes herramientas como el microblogging, las redes sociales, los blogs, los foros o grupos de trabajo, sindicación de contenidos, correo electrónico… Además de integrarse con otros programas como Word, PowerPoint, Acrobat Reader o SharePoint (el servicio de almacenamiento de Microsoft destinado a las empresas). Y toda la información se puede encontrar fácilmente gracias a su motor de búsqueda interno. ¿El objetivo? Ayudar a las corporaciones a lograr mejoras y objetivos concretos.

Se asienta en cinco pilares fundamentales:

  1. Comunicación empresarial
  2. Colaboración e intercambio de conocimientos
  3. Networking y búsqueda especializada
  4. Gestión de información personal
  5. Dirección y gestión de proyectos

Este software ha sido desarrollado por una de las compañías más veteranas en su sector (de hecho comparte el mismo nombre) y cuenta con diferentes versiones específicas:

  • Jive Social Intranet: Destinado a fortalecer las relaciones entre los miembros de la empresa, las sinergias y la innovación
  • Jive for Sales: Específico para gestión y fuerza de ventas
  • Jive for Costumer Service: Enfocado en exclusiva a la relación con el cliente, evitando las tradicionales llamadas para reducir costes y aumentar la satisfacción del consumidor.
  • Jive for Marketing: Para el desarrollo de campañas en las que se busca fidelizar a clientes y socios.
  • Jive for Government: Especifico para instituciones estatales que buscan la colaboración ciudadana y entre distintos organismos.

Es muy sencillo de instalar y de uso intuitivo, está disponible para diversos sistemas operativos y es escalable, de tal modo que lo puede utilizar una empresa mediana o una grande o ir adaptándose a los cambios de éstas.

También es personalizable a la medida del usuario, desde la página de inicio a los privilegios de acceso a la información (no tendrá los mismos un empleado de la empresa que un cliente, por ejemplo).

Al tratarse de un servicio en la nube, toda la información está siempre actualizada y disponible para el usuario independientemente del dispositivo desde el que se conecte, guardando, por supuesto, unos protocolos de seguridad férreos.

Jive ofrece tres planes de contratación: dos básicos de 12 y 18 dólares por mes y usuario, y uno completo que se adapta a las necesidades de la empresa concreta y en función de la misma se establece el precio y, para ayudarnos a decidirnos, se puede optar por una versión de evaluación de 30 días.

Según una encuesta de la compañía a las empresas que decidieron adoptar alguna de las soluciones Jive, éstas reconocieron haber percibido un impacto positivo en las ventas y en el servicio al cliente así como haber aumentado su productividad alrededor de un 15% y sus ingresos, entre 2 y un 4%.