Cada vez es mayor la dependencia de las empresas hacia aplicaciones móviles para poder desarrollar su caso de negocio y aumentar la calidad y agilidad en las gestiones, así como la capacidad de control sobre el mismo. El desarrollo de las estrategias de movilidad de las empresas hacen replantearse los procesos internos para poder adaptarse con éxito a las nuevas exigencias de los mercados.

Aplicaciones corporativas, cuestión de tamañoParece ser que está claro que, independientemente del tamaño de la empresa, todas están dispuestas a adoptar una estrategia de movilidad, pero para garantizar el retorno de la inversión es necesario tener claro el enfoque hacia el que queremos dirigir dicha estrategia.

Lo primero que suele hacer una empresa es buscar entre las aplicaciones existentes tanto en Google Play, como en el Apple Store, pero lo cierto, es que la falta de enfoque de las aplicaciones de consumo hacia los negocios ya sea por la falta de control sobre los datos, la exposición a virus o la falta de información sobre temas de seguridad, hacen que más de la mitad de las empresas se decanten por un desarrollo propio.

Aquí es cuando hablamos de la cuestión de tamaño, ya que según nos contaba Partnerpedia, el 90% de las empresas de más de 500 empleados, son capaces de implicarse en el desarrollo de una aplicación a medida, mientras que en el caso de las PYMEs, este porcentaje no llegaría al 50%, si bien en ambos casos las compañías expresan su deseo de comprar aplicaciones móviles alineadas con la estrategia de la misma de manera que la empresa no pierda el control del negocio aun en el caso de puestos con altos índices de rotación como suele ser el área comercial.

Entre las preferencias según el tipo de terminal, los de Apple siguen manteniendo la confianza de las empresas encuestadas, apostando por un desarrollo propio externalizado, de manera que se asegure tanto la identidad de la empresa, como un desarrollo hábil que aproveche el know-how de las consultoras expertas en innovación dentro de un área de constante innovación.

App corporativas para desarollo del negocio

Los objetivos para los que se establecen los desarrollos de aplicaciones corporativas, suelen enfocarse a las operaciones de la propia empresa en líneas generales o del puesto de trabajo hacia el que se orienta, por otra parte, cada vez más se desarrollan aplicaciones centradas en ofrecer servicios al cliente y por último encontraríamos aplicaciones enfocadas a la automatización de las ventas.

En cuanto a estos objetivos, la pequeña y mediana empresa está más acostumbrada a estar cerca del cliente y por tanto su punto fuerte está en la creación de aplicaciones orientadas al cliente final, mientras que la gran empresa establece su nicho en aplicaciones win-win y utilidades para partners y empleados.  Y tu ¿qué aplicación necesitas?