DLNA (Digital Living Network Alliance) son las siglas del tan usado –y a veces encubierto– sistema de transmisión de contenido multimedia en red local que viene estando de moda los últimos años.

Hace un poco más de un par de años, estuve trabajando en un proyecto usando DLNA en Android y una de sus librerías más extendidas Cling (vale, vale, no es una librería DLNA, realmente es UPnP). Es una librería bastante interesante que ofrece múltiples posibilidades y ha estado durante años en continua evolución. El proyecto no iba más allá de localizar todos los dispositivos presentes en la red y catalogarlos en los diferentes tipos que puede haber. Esto ya fue muy interesante, puesto que me dio la oportunidad de conocer nociones básicas de esta tecnología que, en ocasiones, obviamos.

Esta tecnología está basada en el conjunto de protocolos UPnP que no son más que las siglas de Universal Plug and Play. Esto es, los dispositivos conectados a una red se registran en la misma de forma que dan a conocer los servicios que brindan para que el resto puedan utilizarlos de manera transparente. Cuando hablamos de estos servicios en forma de contenido audio/video, podemos decir que nos referimos a DLNA.

Bueno, la afirmación de arriba no es 100% correcta y faltan muchos detalles, pero haciendo una aproximación muy simplista, la definición de DLNA puede ser algo parecido a: “La transmisión de contenido multimedia dentro de una red local por medio de los protocolos UPnP”. Porque, insisto, la transmisión/comunicación es UPnP.

Sin embargo, para que un dispositivo cumpla los estándares DLNA, tiene que estar registrado y certificado por la Digital Living Network Alliance. Esto “nos daría permiso” para usar los estándares que sirven contenido multimedia en la red. La DLNA no define los estándares de comunicación como tal, sino que establece la interfaz de comunicaciones que no es más que una serie de directrices a seguir en el uso de estos para la comunicación de los dispositivos. Para entendernos, hay que pagar para poder registrarnos y usar la interfaz de comunicación DLNA de la manera correcta.

DLNA

Sin embargo, al pagar no solo obtenemos la certificación y los permisos para usar la interfaz sino el acceso a una capa por encima de UPnP que nos facilita bastante la vida en lo que al uso de contenido multimedia y sus restricciones se refiere. Por ejemplo, se hace mucho hincapié en que el uso sea lo más sencillo y llano posible de cara al usuario final. También se insiste en la gestión de derechos digitales, por lo que puede que ciertos contenidos protegidos no estén disponibles en abierto a la red. En los gráficos, bastante ilustrativos, podemos ver el modelo de capas dónde se situaría DLNA.

dlna-Stack

Es también bastante interesante saber distinguir todos los tipos de dispositivos DLNA que podemos encontrar en una red:

  • Los servidores DMS (Digital Media Servers) disponen de todo el contenido. Típicamente son aparatos con dispositivos de almacenamiento masivo conectado que lo exportan a la red DLNA en forma de flujo compatible. En este segmento pueden encontrarse TV con disco duro o memorias USB conectadas, PCs con discos duros compartidos por DLNA, sistemas NAS, tabletas o móviles con almacenamiento interno disponible, etc.
  • Los controladores DMC (Digital Media Controllers) son los que controlan la red DLNA. Definen el origen y el destino de los flujos de datos (vídeo, audio o fotos) así como permiten controlar la forma de reproducción: pausa, avance, retroceso etc. Típicamente son TV, tabletas o teléfonos móviles.
  • Los renderers DMR (Digital Media Renderers) son los dispositivos capaces de negociar y recibir un flujo de datos compatible e interpretarlo para visualizarlo. Son generalmente dispositivos que tienen salida de audio o vídeo como pueden ser TV, móviles, PCs, e incluso equipos de sonido o unos simples altavoces.

DLNA-servidor

Me resulta bastante curiosa la cantidad de posibilidades y combinaciones que tenemos solo con estos 3 tipos de dispositivos… Por ejemplo, podemos tener una película en un NAS (DMS), estar controlándola en la tablet (DMC) y viéndola en una TV. O, rizando el rizo del dispositivo más versátil, una tablet puede servirse a si misma el contenido que reproduce, es decir, puede hacer consigo misma de DMS, DMC y DMR del mismo contenido al mismo tiempo. Sí, cierto, algo un tanto inútil, pero es interesante como concepto y demostración de su versatilidad.

Son los dispositivos hardware los que se firman por la DLNA pero, al final, cada fabricante añade su capa hardware por encima y lo vende con su firma, por ejemplo Samsung lo llama all-Share.

¡Espero que os haya gustado y sobre todo que hayáis aprendido algo!

Sergio M.R.