Vía-movilLos bonobuses, billetes de metro e incluso los abonos de transporte que tienen en común la clásica banda magnética empiezan a tener los días contados. Primero fueron tarjetas con chip que, en algunas ciudades, han logrado que se destierre el pequeñito trozo de cartón a la hora de movernos en nuestro día a día. Pero la auténtica revolución ha llegado de la mano de los smartphones. Su uso generalizado así como el acceso a internet, unido al desarrollo de las nuevas tecnologías está posibilitando un nuevo modo de viajar a los usuarios pero también nuevas posibilidades para los proveedores de los servicios de transporte. Este es el caso de Vía Móvil, una app pionera en España que ya lleva cierto tiempo utilizándose con éxito en el tranvía de Tenerife y que recientemente se ha implementado también en los autobuses de la isla.

Disponible para iOS y Android, se trata de una app gratuita gracias a la cual el usuario puede comprar (en cualquier momento y lugar) y validar sus billetes de transporte público. Además, incorpora notificaciones y información totalmente actualizada y en tiempo real sobre el servicio (horarios, rutas, tiempos de espera…), así como ventajas para el viajero como promociones y tarifas personalizadas y ajustadas a sus hábitos o necesidades puntuales. Gracias a su almacenamiento en nube, las compras y bonos siempre estarán disponibles aunque se cambie de dispositivo.

Vía-movil

Una vez que el usuario ha descargado la app deberá ‘cargar dinero’ en ella. Esto lo puede hacer a través de una tarjeta de crédito o débito (no conlleva comisión alguna) o a través de un bono recarga adquirido a través de la expendedora tradicional que contiene un código que habrá de introducirse en la app y, automáticamente, computará el importe. Una vez hecho esto, el viajero ya puede comenzar a comprar sus bonos o billetes individuales según le convenga. Para validar el billete, al acceder al transporte, sólo hay que abrir la app, escoger el billete comprado y apuntar con la cámara de fotos a cualquiera de los códigos QR que se encuentran en el vehículo. Así, el sistema identificará que somos usuarios de vía móvil y que estamos en el tranvía correcto y, acto seguido, nos enviará un recibo con la validación. Esta notificación también servirá a los revisores para el control.

Vía-movil

Más allá de la comodidad que puede suponer para el usuario, este sistema implica un salto cualitativo para la empresa que proporciona el transporte gracias a la información a la que tendrá acceso a través de la app (quién es el cliente, cuáles son su patrones de consumo…) lo que le permitirá crear estrategias de marketing personalizadas con ofertas para un solo cliente o para grupos de similares características. Además, frente a otras tecnologías más sofisticadas como NFC o los lectores de los billetes de avión, en este caso, la inversión para el operador es mucho menor.