Hoy, Pilar Dorado, responsable del Departamento de Usabilidad y Diseño en ameu8, responde a algunas preguntas sobre la importancia del diseño en las apps. ¡Interesantísimas respuestas!

¿Cómo se plantea el diseño gráfico de una app? ¿Cuál es el proceso? ¿Qué elementos se tienen en cuenta?

Las aplicaciones se plantean a partir de una serie de requisitos funcionales bastante generales que, desde el equipo de diseño nos encargamos de convertir en una aplicación funcional y atractiva visualmente.

Lo primero es identificar el tipo de usuario que va a utilizar la aplicación, y según sus características se deciden las secciones principales y secundarias que va a tener la aplicación e incluso se eliminan o añaden algunas funcionalidades.

Sobre esta base de funcionalidades definidas y agrupadas en secciones hacemos una primera pantalla que definirá la línea gráfica de la aplicación. Para hacerla, tenemos en cuenta la plataforma sobre la que se va a desarrollar y la imagen corporativa de la empresa para la que se va a diseñar la aplicación.

En paralelo desarrollamos los wireframes o esquemas de las pantallas y el diagrama de navegación. Este paso, aunque no es visual, es importante ya que nos permite identificar muchos errores de navegación y mejoras de funcionalidad.

Una vez aprobada la línea gráfica, la navegación y los wireframes empezamos con el diseño de todas las pantallas de la aplicación. Este se hace por plataforma, por lo que si una aplicación se va a ejecutar en un iPhone y en un Android se hacen dos diseños para respetar al máximo las guías de interfaz que nos proporcionan las plataformas. Durante el diseño de las pantallas se definen además las animaciones y las transiciones entre pantallas.

Aprobados lo anterior, preparamos los recursos para que los equipos de desarrollo puedan construir la aplicación. Se trata de una tarea delicada debido a las distintas resoluciones de los dispositivos. Durante esta fase es importante trabajar en conjunto con ellos para generar las imágenes de la manera adecuada. Además, preparamos una guía de desarrollo con los tamaños de las tipografías, colores, sombras, etc.

Por último hacemos la revisión de la interfaz de las aplicaciones ya desarrolladas para mejorar al máximo el resultado final.

 ¿Hasta qué punto es necesario un diseño atractivo?

Un diseño atractivo hace más interesante la aplicación al usuario. Pongamos como ejemplo las aplicaciones de Google para iOS. Hace unos meses Google renovó todas sus aplicaciones mejorando la experiencia de usuario basada en la atención al detalle. Animaciones, transiciones entre pantallas, iconos, etc. se combinan en aplicaciones como Google Maps con un diseño atractivo y usable. ¿Funcionaría Google Maps sin un diseño atractivo? Claro que sí, pero un buen diseño como el actual suma puntos extra a una buena funcionalidad.

Hablamos de apps corporativas. ¿Se tienen en cuenta los colores/tonos de la empresa para la que se está diseñando la app?

Por supuesto. Siempre trabajamos sobre la base de la imagen corporativa de la empresa. A veces la imagen de la empresa no está adaptada a la movilidad, en este caso solemos hacer una propuesta de la aplicación de marca en dispositivos móviles.  De todas formas, cada vez más, las grandes empresas se están dando cuenta de la importancia de tener una imagen de marca en el mundo de la movilidad y desarrollan sus propias guías de marca para dispositivos móviles. Nosotros les ayudamos a crear esa estrategia, combinando su imagen de marca actual con los elementos de una aplicación y las guías de interfaz de usuario de las distintas plataformas. 

 ¿Influye el diseño en la usabilidad?

Nunca. Diseñamos las aplicaciones desde el punto de vista del usuario. El  diseño nunca debe condicionar la manera de realizar una tarea sino que debe ser un complemento que mejore la manera de realizarla.

 ¿Puede ser determinante el diseño gráfico de una app para su éxito?

Sí. Una gran experiencia de usuario en una aplicación se basa en la atención al detalle. Diseñamos desde cómo realizar una tarea, la manera en la que se hace la carga, los casos de error, el modo en el que se pulsa un botón… Desde lo más general a lo más específico, el diseño puede influir en el uso que los usuarios hagan de la aplicación y, por lo tanto, en su éxito. Un claro ejemplo de esto es la aplicación Path. Con miles de descargas, esta app de redes sociales es utilizada principalmente por su diseño detallista, interfaz atractiva y animaciones cuidadas.