A Whatsapp, la reina de las apps de mensajería instantánea, le ha salido un nuevo competidor, y no es el primero. El tiempo, que en tecnología ya se sabe pasa muy rápido, dirá si es el más fuerte. Se trata de FireChat una aplicación gratuita con un plus que ninguna de las preexistentes tiene: se pueden enviar y recibir mensajes sin tener cobertura ni conexión a la red móvil o Wi-Fi. Y, ¿cómo logra esto? Pues gracias al framework Multipeer Connectivity, una característica exclusiva de iOS 7, que posibilita la conexión directa entre terminales por medio de Bluetooth y las antenas Wi-Fi, siempre que estén activados, obviamente. Algo semejante a lo que hace el sistema AirDrop.

FireChatDiseñada por la compañía californiana Open Garden, se trata de una aplicación muy sencilla en la que ni siquiera es necesario registrarse. Cuenta con dos pestañas diferenciadas: Everyone para aquellos mensajes que se quieran enviar a todo el mundo y Nearby, destinado a aquellos usuarios que se encuentran cerca de nosotros. De este modo, no es necesario tener a una persona dentro de nuestra lista de contactos para comunicarnos con ella, tan sólo que tenga instalada la aplicación. Así podremos ‘chatear’ de forma anónima. La limitación es la distancia a la que pueden encontrarse los usuarios que no puede exceder el alcance de la señal Bluetooth o la de Wi-Fi. No obstante, existe la posibilidad de enviar un mensaje a un terminal cercano y que éste se replique a otro y así sucesivamente hasta que el mensaje llegue al destinatario.

También se pueden crear grupos por intereses (seguidores de un equipo de fútbol o un serie de televisión, por ejemplo) o el usuario puede sumarse a los existentes.

FireChat

Más allá de la vertiente lúdica que todos ustedes deben estar pensando, desde un concierto o festival musical veraniego a una playa o un estadio deportivo, esta herramienta abre un gran futuro de oportunidades y puede ser muy útil en situaciones de emergencia en las que ni la red móvil ni las conexiones inalámbricas están disponibles o aquellas en las que éstas se saturan y quedan inutilizables.

FireChat

Por ahora, WhatsApp sigue manteniendo su hegemonía contra viento y marea, a pesar de sus agujeros de seguridad, a pesar de sus caídas, a pesar de que sus anuncios de querer hacer pagar a los usuarios de Android (los de iPhone ya habían pasado todos por caja y, lógicamente, no se quejaron) lo que provocó una estampida masiva a Line o Viber y después a Telegram. Otro éxodo masivo ocurrió cuando, el 19 de febrero de 2014, Facebook adquirió la compañía por la ‘módica’ cantidad de 19.000 millones de dólares, de los cuales, la empresa de Mark Zuckerberg sólo desembolsó en metálico una cuarta parte y el resto se tradujo en acciones de Facebook.

No tardaremos mucho en saber qué mensajería se impone.