Los primeros meses de 2013 no han sido nada positivos en lo que a inversión publicitaria se refiere y, si bien las previsiones para lo que queda de año se han tornado algo más optimistas, se espera una caída del 10,5% según el panel Zenthinela. Sin embargo, hay un sector que se mantiene ajeno a este descenso y es el de la producción de apps y la adaptación de sites al móvil donde se espera un incremento de un 29%,  en términos absolutos, 26,1 millones de euros.

Esta tendencia también queda refrendada por el último estudio que ha realizado Madvertise en este sector y que muestra igualmente el retroceso de la inversión publicitaria en medios tradicionales frente al aumento casi exponencial de la misma en smartphones y tabletas.

En este sentido, uno de los datos más relevantes es que se ha concluido que la publicidad en tabletas es un 250% más rentable que en smartphones. A pesar de ello, todavía queda camino por recorrer porque el número de usuarios de tabletas es menor que el de teléfonos móviles que ya alcanza el 80% de la población mundial.

Deloitte calcula que, en 2013, la publicidad en tabletas generará unos 2.540 millones de euros en todo el mundo, mientras que en teléfonos podría mover un 35% más, unos 3.660 millones.

La hegemonía del smartphone en el mercado contrasta con la comodidad de las tabletas para navegar por internet, gracias a su tamaño y diseño, y los usuarios acceden a un 70% más de páginas cuando navegan desde ellas, ya sea para entrar en redes sociales, jugar, ver vídeos, buscar productos o hacer compras online. Todo ello contribuye a que la publicidad en estos dispositivos sea hasta tres veces más efectiva que en los teléfonos y, de hecho, los beneficios que aportan al anunciante son tantos que en el último año la cuota de publicidad para tabletas ha pasado del 9% al 14%

Las apps también representan otra gran fuente de ingresos en claro crecimiento. España es el tercer país de Europa en descargas mensuales con 120 millones (93 millones para Android y 27 para iPhone), lo que representa 2,6 aplicaciones por persona al mes. Aquí, de nuevo, las tabletas salen ganando con una media de 31 apps instaladas frente a las 24 de los smartphones. Por categoría, entre las más generalizadas en los móviles se encuentran las redes sociales, el correo y las de tipo GPS, mientras que en las tabletas, son los juegos los que acaparan más usuarios, seguidos por los canales de televisión y otros medios de comunicación.

El estudio también ha querido tener en cuenta los hábitos diarios de los usuarios y los datos recogidos muestran que la elección de un dispositivo u otro varía en función de la franja horaria. Si bien por la mañana, se opta mayoritariamente por el smartphone, según avanza el día, aumenta el uso de tablets.