¿Tienes una idea para una aplicación solidaria? Hasta el 24 de abril en Barcelona se celebra el Challenge APPS por la Inclusión Social, que promueve el Ayuntamiento de Barcelona y la start-up dotopen. Se trata de una iniciativa enmarcada en el BCN Smart City enfocada a la creación colaborativa y el emprendimiento.

bPero, no vale una idea cualquiera porque el certamen presenta cinco retos que las apps habrán de resolver:

  1. Conectar vivienda disponible con personas necesitadas: A pesar del excedente de viviendas que ha desatado la crisis, lo cierto es que sigue habiendo una cara disonancia entre las necesidades de los ciudadanos, sus recursos económicos y la distribución del espacio habitable. Este reto anima a buscar soluciones que conjuguen las necesidades de los propietarios de las viviendas con las capacidades de los solicitantes de las mismas.
  2. Posibilitar un uso social a los excedentes del comercio: Solo en España, cada año se tiran a la basura 7,7 millones de toneladas de alimentos en buen estado, una media de 163 kg por habitante. Con este reto, se pretende encontrar un modo adecuado y seguro de redistribuir los alimentos y bienes excedentes, con la participación de pequeñas y grandes empresas, fabricantes y distribuidores.
  3. Compatibilizar familia monoparental, maternidad y trabajo: La conciliación no es sencilla y es algo que se agrava en el caso de las familias monoparentales. Con esta línea de trabajo se pretende encontrar apps que conecten a los usuarios para que se puedan ayudar creando una red de apoyo recíproca que facilite el día a día de estas personas, en su mayoría, mujeres.
  4. Apoyo contra el fracaso escolar: El índice de deserción escolar, en contra de lo que pueda aparecer, sigue siendo demasiado alto en España por lo que se pretende crear apps que motiven a los estudiantes a encontrar áreas de su interés, incentivándolos al estudio, dándoles poder de decisión en su futuro profesional o haciéndoles que vean el aprendizaje como algo divertido.
  5. Herramientas contra la discriminación por cuestiones de género: Se busca un enfoque didáctico para fomentar la igualdad y la comunicación entre hombres y mujeres, así como la posibilidad de denunciar situaciones de discriminación o exclusión.

c

Se trata de una convocatoria abierta a cualquier persona, no sólo desarrolladores, creadores o empresas especializadas. Todo aquel que tenga una propuesta que aporte soluciones o trabaje en la línea de alguno de los anteriores cinco retos, recibirá el apoyo de mentores y los recursos técnicos para ponerla en marcha. El objetivo es utilizar estas aplicaciones para mejorar la calidad de vida de muchos ciudadanos.

hack-goodEsta iniciativa ya estuvo presente en el
HackForGood, un hackathon (celebrado en el Mobile World Centre de Barcelona a principios de abril) centrado en la innovación social, para desarrollar nuevas ideas, servicios o aplicaciones que resuelvan o ayuden a resolver problemas sociales, satisfacer necesidades existentes, crear comunidades o colaboraciones entre instituciones públicas y privadas… Es decir, todo aquello que contribuya a crear un mundo mejor.