Hace un par de semanas, hablábamos en este blog del espectacular auge del cibercrimen, del enorme costo económico que supone y de lo vulnerables que somos a la hora de sufrir un ataque de delincuentes 2.0. Hoy queremos comentar de algunas aplicaciones creadas específicamente para estar alerta sobre este tipo de delitos, y sobre otros más tradicionales, combatirlos o, incluso, denunciarlos.

La primera que nos ha llamado la atención es la App de la Guardia Civil llamada GDT (Grupo de Delitos Telemáticos) que nos permite estar al día de las artimañas de moda en la red. También podemos denunciar a través de ella y de modo anónimo cualquier hecho delictivo que suframos o que detectemos sea del tipo que sea. Es decir, la app está restringida a delitos cibernéticos. En caso de que prefiramos realizar la denuncia en persona o necesitemos pedir ayuda, la aplicación nos informará de cuáles son los acuartelamientos u oficinas más cercanos a nuestra posición. El servicio es gratuito y está disponible para Android, iOS y Windows Phone.

A veces, las amenazas para nuestros dispositivos móviles y obviamente la valiosa información que albergan, no proceden de la red. Un atraco a mano armada fue lo que animó a Shayan Pahlevani a desarrollar una app llamada CrimePush que ya ha superado las 100.000 descargas en Estados Unidos. Ofrece la posibilidad, gracias a la geolocalización, de lanzar múltiples mensajes de auxilio a los que automáticamente se añade nuestra ubicación a los servicios de emergencias con tan sólo pulsar un botón. También podemos alertar a las autoridades de un delito enviando fotografías, audio o vídeo y ver en un mapa especialmente diseñado a tal efecto aquellos lugares a los que acudir en situaciones de necesidad o peligro como hospitales o comisarías.

Otra utilidad es la de Check-In que es la versión moderna del “hazme una perdida cuando llegues y así me quedo tranquilo”, es decir, avisa a nuestros amigos o familiares de cuándo hemos llegado a nuestro destino sanos y salvos. Si tenemos que atravesar una zona peligrosa o poco transitada a horas intempestivas, podemos activar el Shake Alert para que, en caso de sentirnos amenazados, podamos lanzar una llamada de socorro a emergencia tan solo agitando el móvil. Ya son cerca de 60 los distritos de policía que se han asociado para recibir las alertas de esta aplicación y algunos institutos y universidades han adoptado esta plataforma para enviar a los estudiantes notificaciones de alerta sobre situaciones de emergencia o riesgo en el campus. Lo malo es que, por ahora, la mayoría de sus funciones no sirven en España.

Supongamos que nos han robado nuestro móvil (no se lo deseamos a nadie) y ya lo hemos denunciado. Demos por perdido o no el terminal, ahora nos queda proteger la información que hay en él. Para los usuarios de Android existe Cerberus una aplicación que nos permite el control remoto de nuestro dispositivo a través de la web o de mensajes. Así podremos localizar o rastrear la ubicación de nuestro Smartphone, bloquearlo o borrar su memoria y recibir alertas si alguien trata de utilizar una SIM que no es la autorizada. Similares prestaciones son las de Buscar mi iPhone, en este caso para los devotos de Apple.

Otra alternativa es GadgetTrack que, además de para Android, iOS y BB, sirve para portátiles con funcionalidades como el rastreo y localización del equipo, borrado remoto de datos, toma de fotografías del usurpador… Presumen en su blog de haber recuperado múltiples dispositivos en Estados Unidos algo que visto desde aquí, nos parece casi de ciencia ficción.

¿Utilizas alguna de estas aplicaciones? ¿Cuál es tu experiencia?

Coméntanoslo en twitter y en nuestra página de FB

www.facebook.com/ameu8

@ameu8