Cada vez son más escasas en nuestras ciudades las zonas ajenas a la ORA (Ordenanza Reguladora de Aparcamiento) que, delimitadas con pintura azul o verde, establecen áreas de aparcamiento en las que es imprescindible adquirir un ticket (en Madrid les llamamos “numeritos”) que nos limita el tiempo de estacionamiento.

Aparcar sin ticketParece un trámite sencillo, pero muchas veces vamos con prisas, no tenemos monedas sueltas ni encontramos lugar donde nos den cambio o resulta que la máquina expendedora está rota, algo que no nos exime de poner el ticket si queremos evitar la consiguiente multa. A ello hay que sumar el hecho de que si una gestión nos lleva más del tiempo límite, tendremos que salir corriendo a renovar el ticket con la incomodidad que ello conlleva.

En este caso, como en tantos otros, han surgido varias aplicaciones encaminadas a ayudarnos.

4El Ayuntamiento de Barcelona fue pionero en estas lides ya que, si bien ya existían algunas apps en esta línea, éstas no eran gratuitas y además implicaban sobrecoste cada vez que se usaba el servicio. ApparkB que así se denomina está disponible para iPhone y Android, y funciona de un modo muy sencillo. Una vez instalada la app, tan solo es necesario introducir el DNI del usuario y la matrícula de su vehículo (pueden incluirse varios) una única vez para que los datos queden registrados cada vez que se aparque. No es necesario calcular el tiempo que vamos a estar estacionados sino simplemente activar la aplicación al llegar y dar por finalizado el aparcamiento en el instante en el que retiremos el coche de tal modo que solo pagaremos por el tiempo exacto que estemos aparcados. Gracias a la geolocalización, la aplicación detecta dónde hemos aparcado y el tipo de tarifa aplacable a la misma. Esto también nos ayudará en esos casos en los que no sabemos dónde hemos dejado el coche. Asimismo, esta app cuenta con una alerta que se activa quince minutos antes de que finalice el tiempo de estacionamiento limitado si es que esa zona lo tuviera.

Y, ¿cómo sabe el controlador que hemos pagado si no ve el ticket en el parabrisas? Pues a través de su PDA, en la misma rutina de comprobación de tickets físicos, podrá cotejar si aquel vehículo que no tiene distintivo ha tramitado el permiso a través de ApparkB.

3El coste del aparcamiento se remite a una cuenta corriente del usuario y éste puede llevar un control exhaustivo desde la web o desde la propia app de los importes acumulados.

ApparkB está pesada también para aquellas empresas que cuentan con flota de vehículos ya que pueden unificar en una única tarjeta todos los cargos sin peligro a la pérdida de tickets con el consiguiente ahorro de dinero y tiempo para la compañía y sus empleados. El consistorio invirtió 115.000 euros en el desarrollo de esta app.

En otras ciudades como Madrid, Pamplona, Ponferrada, Santander, Marbella, Barakaldo… también se ha implementado esta alternativa para el aparcamiento pero sólo en áreas determinadas de la ciudad y con apps de terceros como E-Park y TelPark. Éstas funcionan de un modo muy similar al antes descrito y, en algunos casos, hasta permiten anular denuncias desde el propio móvil.